sábado, 11 de abril de 2009

TÉCNICAS DE MEMORIA (2). Tipos de Memoria

Siguiendo con la política del Site... "me llena de orgullo y satisfacción" dar la bienvenida... a MERY, compañera de fatigas y autora de "Los censos son las momias del Derecho", blog cuya lectura es indispensable para todo oposit@r que no quiera convertirse en una pasa amargada, cada un@ de la manera que prefiera, ya sea con Nespresso o disfrutando de un placentero Magnum. Ya tenía yo ganas de que llegase éste día, de recibirte por todo lo alto entre mis todavía escasos seguidores (...a ver si así os animáis, que es gratis XD), y de agradecerte el premio que me otorgaste el pasado 13 de Marzo. Premio Dardo, que desde hoy va a lucir en el lateral de éste blog, y que viniendo de quien viene es equivalente a la Champions. GRACIAS, MERY. Por el premio y porque gracias a tí me he dado a conocer en el mundo bloggueril-opositoril.


En mi anterior entrada publiqué acerca de los tipos de memoria:

En cuanto a los tipos de memoria, existen múltiples clasificaciones, pero aquí me centraré en dos aspectos importantes: según el sentido que participa y según su duración en nuestro recuerdo.

a) Memorias Sensoriales:
  1. Visual.
  2. Auditiva o verbal.
  3. Olfativa.
  4. Táctil.
  5. Gustativa.

Las únicas aplicables a nuestro estudio de la Oposición son la Visual y la Auditiva/Verbal. Ésto es obvio: Sólo faltaba que recordásemos un determinado tema por el olor que desprendía la página (salvo que se nos haya derramado leche sobre ella), o por su sabor (la expresión "devorar los temas" es eso: sólo una expresión).

b) Duración:
  1. A corto plazo.
  2. A medio plazo.
  3. A largo plazo.

Las explicaré pormenorizadamente en sucesivas entradas.


Pues bien, como lo prometido es deuda, en la presente entrada me voy a centrar en explicar pormenorizadamente los diversos tipos de memoria. Y ello no es baladí, porque conocerlos puede en gran medida ayudar a manejarlos mejor en nuestro estudio diario.

Comienzo por adelantar que los criterios clasificatorios en los cuales me voy a apoyar son los mismos que cité; es decir, atendiendo al tiempo que somos capaces de retener la información y atendiendo al sentido por el que la percibimos.


Atendiendo al tiempo
que somos capaces de retener la información memorizada podemos diferenciar tres clases o tipos de memoria, como ya adelanté:


  • A CORTO PLAZO, cuando, por ejemplo, nos dicen todos los dígitos de un número de teléfonoy sucede que, si no los ano­tamos inmediatamente, se nos olvidan, pues solamente somos capaces de poder retenerlos durante unos pocos segundos.
  • A MEDIO PLAZO, cuando la información se retiene uno o dos días como máximo.
  • A LARGO PLAZO, cuando es retenida meses o años y solo requiere de pequeños estímulos para mantenerla nítida en nues­tro recuerdo.

Atendiendo al sentido por el que percibimos el tipo de la in­formación a memorizar. Así, la memoria puede ser:

  • VISUAL. Es la más importante y poderosa de todas, y gracias a ella podemos recordar las cosas que vemos. En el caso de un opositor o estudiante que esté leyendo un texto, su mente procede a transformar esas palabras que ve escritas en imágenes, las cuales forman la llamada memoria fotográfica; siempre y cuando ésta persona haya conseguido adquirir la destreza necesaria.

Mientras éste opositor está leyendo se van produciendo una serie de enlaces lógicos de todos los datos que lee, los cuales son interpretados por su mente subconsciente junto con los datos que memorizó anteriormente o que ya tenía adquiridos desde una época pasada. A la comprensión de los datos que la mente es capaz de retener o de asimilar es a lo que vamos a denominar APRENDIZAJE.

Sólo aprendemos cuando somos capaces de razonar y comprender lo memorizado. Y sólo será posible si trabajamos con datos secuenciales, no con datos puros. Los denominados datos puros no pueden ser ra­zonados y, por tanto, no pueden aprenderse, aunque sí pueden memorizarse fácil y profundamente en la memoria de largo plazo.


Para que entendáis a lo que me refiero: Datos puros son, a modo de ejemplo, una serie de palabras sucesivas acumuladas unas detrás de otras sin ningún orden.


Dicho lo cual, distinguimos claramente entre los conceptos de memorizar y de aprender. Para aprender hay que poder entender y razonar lo que ha sido memorizado, y además se ha de tener una clara consciencia de esos datos. La acción de aprender crea experiencia, es decir, aquella persona que ha apren­dido algo podrá deducir sus conocimientos en el futuro cuando sea ne­cesario, pudiendo entonces usarlos para algún fin. En cambio, el que ha memorizado a lo bruto, sin entendimiento, será incapaz de respon­der acertadamente cuando alguien le formule una pregunta planteada de forma distinta a como él la memorizó.


Llegados a éste punto, es preciso diferenciar la memoria VISUAL de la memoria EIDÉTICA. No son lo mismo, aunque muchas personas las confunden. La memoria EIDÉTICA consiste en la capacidad para recordar pequeños flashes fotográficos, pero que sólo perduran unas déci­mas de segundo en nuestra memoria. La memoria VISUAL va más allá.


No debemos olvidar que la memoria más fuerte será aquella basada en imágenes, y más aún la que se componga de imágenes que posean movimiento. Lo que Ramón Campayo denomina VÍDEO MENTAL. Sin duda, esta es la mayor arma memorística que todos los humanos poseemos para memorizar y también para poder leer velozmente.


El resto de los sentidos que poseemos también pueden hacemos memorizar una información, pero son realmente mucho menos eficaces. Siguiendo con ellos, y por orden de importancia, nos encon­traríamos con la memoria que funciona a través del oído, y que se denomina:


  • AUDITIVA, una memoria muy usada diariamente y que nos permite, por ejemplo, memorizar y recordar una canción. Fijaros que, en primer lugar, se memoriza y posteriormente se re­cuerda, por lo que, lógicamente, no podremos recordar nada que no hayamos memorizado con antelación. A veces puede llegar a cos­tamos recordar una información ya memorizada, debido a ciertos mecanismos de censura inconsciente que poseemos y que son en rea­lidad sistemas defensivos que utiliza nuestra mente de vez en cuando.
  • GUSTATIVA, sin necesidad de explicarla. ¿Quién no es capaz de recordar el sabor de su comida preferida?
  • OLFATIVA, gracias a ella podremos me­morizar y recordar los olores.
  • TÁCTIL, recordando mediante el tacto las sensaciones que un día percibimos a través de nuestra piel.

5 comentarios:

Curia dijo...

Muy interesante todo lo que escribes... es curioso la gente que tiene memoria fotografica... yo conozco a una y menuda envidia!
Un saludo!

Mery dijo...

De nada Emilio, y yo encantada de contribuir a que los opositores bloggers tengamos muchos sitios de encuentro:) Gracias por tus palabras:D
En cuanto a la memoria, objeto de esta entrada, creo que la clave es saber combinar la visual con la auditiva, de ahí que se queden mejor los temas al que los memoriza con el papel delante y luego se los canta sin ningún apoyo visual. A la hora de reproducir el tema recordará tanto el papel como su propia voz, rellenando los vacíos de una memoria con la otra. Cosa que no se logra si sólo estudiamos sin repetir los temas:) Lo que pasa es que da mucho palo jajajajaa

yoly dijo...

Me resultó tremendamente familiar tu blog hasta que caí en la cuenta de dónde habia leido yo algunas de las cosas que expones.
Me regalaron el libro de "desarrolla una mente prodigiosa" y debo reconocer que aunque al principio me sonase a cuento chino, aprendí muchas cosas de él, conceptos que he reconocido al leer en tu blog y que han regresado a mi. En mi caso,utilizo desde hace muchos años la técnica de las asociaciones inverosímiles y me funciona a la perfección asi que,como no puedo contar con una memoria privilegiada...¡Virgencita que me quede como estoy!! XD

Saludos.

Mery dijo...

De SuperMery nada, sino échale un vistazo a mi nueva entrada... por dios, qué manera de cagarlaXD
En fin, no hay mal que por bien no venga;)

Andrea dijo...

Gracias por el consejo!!! Lo que llevo haciendo desde la semana pasada, como tengo que llevar ahora 3 temas semanales (entre los dos días) lo que hago es llevar dos el martes y uno el viernes empezando el domingo con la materia del viernes, y entre semana llevar los dos del martes. No se si me explico bien jeje. En resumen, que ahora estoy con las dos materias que llevaré el próximo martes, ya tengo estudiado el tema que llevo éste viernes, y el próximo domingo empiezo tema nuevo de penal para el siguiente viernes, que lío ¿no? jejeje aunque no me exprese bien, yo me entiendo!!!

Por cierto, no me has dicho nada sobre el libro de "Hablar ante un tribunal" y me interesaría saber si es recomendable para mí, si está bien, editorial, etc.

Por cierto, aunque te ruborices eres un grandisimo descubrimiento: solo hay que leer tus entradas para saberlo!

Publicadas 61 nuevas preguntas tipo test sobre el Tít. V de la Constitución, en la pestaña "Test Constitución Española". Gracias por tu visita:-)
Cierra esta ventana