domingo, 7 de febrero de 2010

MADERA DE OPOSITOR/A

¿Qué significa tener "madera de opositor/a"?¿Es un concepto unívoco?

En mi opinión, no se trata de "tener" o "no tener" madera de opositor,  porque tod@s (si, tod@s, no me miréis con esa cara) tenermos madera de opositor/a; aunque sea en distinto grado.

Considero que, por el sólo hecho de haber decidido emprender éste duro y pedregoso camino, ya se tiene cierto grado de "madera de opositor/a". ¿De qué depende el resto de graduación de éste novedoso termómetro opositoril que me acabo de inventar? Pues depende de la predisposición innata de la persona para aguantar, sin inmutarse, y siendo capaz de resistir toda la carga psicológica que conlleva, como si de una actividad diaria se tratase. En lo alto del termómetro estarían los que yo llamo "Opositores Natos": Personas que estudian sus 8-10 horas diarias igual que si se dedicasen a cualquier otro menester o profesión. Parecen no sufrir, pasan las horas y les parecen minutos, son inmunes a las cargas de la Oposición. Si, si, ya sé lo que estaréis pensando: "no, esos no son personas, son humanoides". Pues no, son personas, y existen...aunque muy pocas. Éstos, con independencia del preparador, del metodo...y demás circunstancias, aprobarán con total seguridad. Pero, no nos engañemos, éstos especímenes (para suerte de los demás, entre los que me incluyo) son muy escasos. Y, la gran mayoría, aprueba la oposición sin necesidad de ser "rara avis".

Entonces...¿De qué nos puede servir ése termómetro de "madera de opositor"? Pues muy fácil, nos sirve de chivato: A cuanta menos madera de opositor tengamos más cuidado deberemos tener para no "calentarnos". Ese termómetro "sui géneris" nos indicará el umbral de esfuerzo que no debemos superar para no "griparnos". Cuanta menos madera de opositor tengamos más cuidado y más prudentes tendremos que ser.

Si notáis que os quemáis, no hace falta que os déis una ducha fría, para éste tipo de calentamiento basta con unos días de asueto...nada tiene que ver el que a la vecina le haya dado por ponerse minifalda.

10 comentarios:

vars0 dijo...

EStá claro que en todos los aspectosde la vida influyen las cualidades innatas.Gente que que tiene una habilidad especial para cantar jugar al fútbol etc. En la oposición la principal cualidad es la voluntad y la fuerza mental. hay que eechar 8-10 horas diarías y luego tenr los arrestos para ponerse delante del tribunal y decir bienlos temas.Algunos nacen con estas a cualidades, otros no y deben ir trabajándolas poco apoco.Lo que yo más valoro no es al que aprueba en poc tiempo y comn poc a facilidad(ojo tiene mucho mérito). Yo valoro más a aquél que, pese a la adversidad, pese a ver pasar los años y no aprobar, no desfallecen y siguen adelante. Me contaron un caso de un chico al que le costaba mucho cantar, y los suspendían cada año y él, en vez de hundirse decía: me queda un año menos para ser juez. Al final aprobó después de más de 10 años, y lo más importante, que el tío feliz estaba como una lombriz

OPOCHIC dijo...

Si yo os contara mi periplo por esta vida opositoril...¡Que me ha pasado de todo!. Y ahí sigo, simplemente por cabezonería, porque me apasiona la labor que desempeña un juez, incluso -aunque en menor grado, todo hay que decirlo- la de un Fiscal.

Ya no sólo mi propia experiencia me sirve, sino que tengo conocimiento de muchas otras historias: con final feliz y con final feliz (noooo, no me he apuntado a la moda de vars de repetir dos veces lo mismo ;p), me refiero a que hay historias como la que apuntábais: opositores que se sacan la oposición en un corto plazo de tiempo, personas que la aprueban después de intentarlo muchas veces y personas que, también, tienen el valor (porque hay que tenerlo) de abandonar y seguir otro camino distinto al nuestro: "El mundo no se acaba en la oposición" (aunque, muchas veces, nos lo parezca).

Y en cuanto a eso de permanecer inmune a todo cuanto te rodea (sentimientos, personas, rayadas varias...) me quedo con una frase muy sabia de alguien que ha sido preparador: "El opositor es él y sus circunstancias" y yo siempre añado: ¿Alguien puede arrancarse el corazón?, ¿alguien puede abstraerse de la felicidad, la tristeza...?, ¿hay alguien que logre deslindar su vida de la oposición?. Si hay alguien así, quiero que me enseñe el truco, ya...aunque, bueno -sin ánimo de ser irrespetuosa-, tanta frialdad...no la quiero para mí...

8 y 10 horas...tomo nota.

Sí, sí, vars, yo también te espero...aunque, a este paso, vamos a tener que crear un foro o un blog específicamente destinado a nuestros piques...:p. Eres la caña.

PUCE: Enhorabuena por ale ntrada, me ha gustado mucho.

Besos.

Pichús dijo...

La verdad es que es curioso lo de "tener madera de opositor" o no tenerla... Hay gente que, como tú dices, lo tienen todo para ser el opositor perfecto. Pero eso de "tenerlo todo" no significa necesariamente tener una inteligencia fuera de lo normal. Basta con una inteligencia normal y con una constancia que sí que ha de ser fuera de lo normal. Y, además, creo yo que es preciso que las circunstancias acompañen porque, si no es así, es difícil mantener ese ritmo constante e invariable... Ese ritmo de máquina, más que de humano. Y el tener una inteligencia fuera de lo normal, por contra, no es ni mucho menos garantía. Ahora mismo pienso en una persona, muy cercana a mí, con la que estudié constantemente durante la carrera. Era simplemente una crack. Iba siempre a clase, es verdad, pero luego no pegaba ni chapa. Las dos nos lo dejábamos siempre para el último momento, pero ella, aun así, se lo tomaba con calma, estudiaba ratitos cortos y no se pegaba ninguna paliza. Y, cuando llegaba el momento del examen, si yo sacaba un aprobado, ella sacaba notable y si yo sacaba notable, ella sobresaliente. Tiene una capacidad tremenda, asimila cualquier cosa con muy poco esfuerzo, de manera que la carrera fue un auténtico paseo en barca. Al llegar a la oposición se puso a devorar temas a un ritmo trepidante... Pero después sobrevino el bajón, porque lo de estudiar todos los días, lo de mantener un ritmo constante durante tanto tiempo no está hecho para ella. Finalmente, terminó por estancarse, por desmotivarse y abandonar. Y os aseguro que conozco a pocas personas tan inteligentes... Pero así es esto. Otras personas, en cambio, muchísimo menos brillantes pero sí mucho más constantes, con más vocación y con todo el empeño del mundo, han aprobado. Algunas tras muchos años... ¡pero están ahí!
A mí me pasa como a vars, que siempre siento admiración por ese tipo de personas, por quienes sacan la oposición tras muchos años de pelear, más que por el que saca la oposición a toda pastilla... Pero vamos, ¡que ya me gustaría a mí haber aprobado en un abrir y cerrar de ojos! :)

Luisa dijo...

Hola!!!

Creo que es la primera vez que escribo por aquí no??? bueno, pero no será la última ;)

Estoy con los demás, tienes razón hay gente que ha nacido para esto, porque tienen una constancia impresionante, cosa de lo que yo carezco por otra parte,jajaja!

Y también valoro más al que ha peleado durante años para sacárselo, lo que no quiere decir que yo quiera pertecer a ese grupo, jajaja!!! que prefiero sacarla prontito! Pero la verdad es que es digno de admirar la lucha que tienen algunas personas que es lo que les hace seguir a pesar de las adversidades y de los suspensos...pueden que les falte un pelín de esa constancia, de ése echarle horas, pero tienen algo más importante: vocación y amor por esto, y creo que eso es lo que sin duda te lleva a formar parte de esta bonita profesión,

PUCELANO dijo...

Bueno, bueno, veo que mi entrada ha suscitado profundas reflexiones...me alegro:-)

@Vars: Desde luego que la voluntad y la fuerza mental son aspectos capitales. Menuda tenacidad la se ese chico que cuentas, y además con la fortaleza necesaria para no venirse abajo mentalmente. Por cierto ¿Cómo sabes que las lombrices son felices?:-P

@Opochic: Nadie, que esté en su sano juicio, puede arrancarse el corazón, abstraerse de la felicidad, la tristeza...Y si existe y está en su sano juicio...mucho me temo que acabará no estándolo. Gracias, me alegro de que te haya gustado la entrada:-) Besos

@Pichús: Bienvenida y gracias por tu comentario. El caso que nos has contado de ese alguien tan cercano es claro referente de que el empeño y la tanacidad valen más que el CI. Y, además, otra ventaja añadida: está en nuestras manos cultivar la voluntad e irla mejorando día a día. Un beso

@Luisa: Sip, efectivamente, es la primera vez que comentas. Bienvenida, sabes que tienes un lugar para comentar específicamente reservado para tí;-). ¿Cómo era eso? ¿Que la fe mueve montañas? En éste ámbito se puede decir que equivale a la vocación. Pues eso, vamos a tener fe en que seremos capaces de llegar. Un beso

vars dijo...

Me lo dijo una lombriz con la que hablo cuando descanso después de cantarjeje

Esa expresión se la oía a Juan Antonio Cebrián, director del progrma La Rosa delos Vientos de Onda cero y fallecido hace ahora un par de años.Has oído hablar de él?

PUCELANO dijo...

Si,si,vars, Juan Antonio Cebrián. Recuerdo haber escuchado algunos de sus programas, hace ya años...también es autor de "Los Borgia" y "Aventura de los Romanos en Hispania". Me gusta el misterio...como el fantasma de los pasillos del Supremo...jajaja

Mery dijo...

Pues fíjate que yo creo que el opositor nato necesita como el que más una buena guía. Un mal preparador puede desgraciarle la carrera incluso al opositor más inteligente y predispuesto del mundo.
Yo he conocido gente que ha aprobado el oral llevando dos o tres años con un prepa pésimo, gente que realmente tenía todas las de sacarse la plaza, pero que ha abandonado, porque el que lo da todo y sabe que el fallo no ha sido suyo sino de la preparación, cuando el aprobado final se le escapa muchas veces no puede superar esa derrota.
Y por otro lado hay gente que a priori tiene muchas más pegas de base para triunfar (que les cuesta pegar el culo a la silla, que no tienen una capacidad memorística tan grande, etc) que con una buena preparación aprueban sin problemas y quizá en menos tiempo que el opositor nato, que acaba quemándose antes porque "merecía" aprobar antes.
En fin, es un tema espinoso y cada opositor es un mundo:) Lo importante es levantarse tras los tropiezos y seguir remando mientras nos quede ilusión de llegar a la otra orilla, aunque sea con cansancio.

PUCELANO dijo...

@Mery: Claro que un mal preparador puede desgraciarle la carrera al opositor más inteligente y predispuesto. Puede terminar por quemarle y hacerle creer que no sirve. De esos también he conocido casos.

Sí, es un tema complejo, tan complejo como lo somos nosotr@s. La clave está en que sepamos dónde tenemos nuestr@s mandos y qué es lo que nos hace falta potenciar o mejorar en un momento determinado. (Os estoy viendo, pillines, os estáis riendo por lo de los mandosXD)En fin, Mery, que esta vida es "mu complicá"XD

yoly dijo...

Puce, si esto se tratase de ser más o menos inteligente, te aseguro que yo no sería opositor porque cada uno conoce sus pros y sus contras y como dicen por ahi arriba, yo tengo compañer@s que en la facultad se estudiaban los exámenes de una asignatura anual el dia de antes y sacaban un sobresaliente. Yo por contra, me declaro la "cansina perseverante que no se rinde" por excelencia y mis puntos fuertes son una gran fuerza de voluntad y una gran constancia y lucha en todo lo que hago en la vida, así que como hasta dia de hoy no me ha ido nada mal, tendré que seguir asi con la opo a ver que me depara... ;)
un besote.

Publicadas 61 nuevas preguntas tipo test sobre el Tít. V de la Constitución, en la pestaña "Test Constitución Española". Gracias por tu visita:-)
Cierra esta ventana